lunes, 3 de enero de 2011

El rey del mundo




Salté. Cuando dieron las 00:00 de la madrugada del domingo 2 de enero salté. No me lo podía creer. Tanto tiempo esperando.
Y salimos. Y bailamos. Y te juro que parecía un sueño. Esos sitios donde antes no aguantaba y que acababan cabreándome, de repente eran estupendos. Y al final de la noche, en Why Not, me sentí como Leonardo Di Caprio: el rey del mundo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena a todos por la aprobación de la ley. Lo cierto es que yo apenas he salido desde el día 2 y ya he visto algún incumplimiento, pero bueno, habrá que esperar a que el tiempo y las multas hagan su trabajo... Salu2 y feliz año sin humos ;-)
Fer

Ignacio dijo...

Yo doy fe del salto Jaime... aunque casi caes, cuan largo eres, como un báculo sobre mi pobre pie izquierdo. Celebré tu alegría, que también fue la mía, y te alenté y aliento a que no desdesperes si todavía ves que la ley no se cumple del todo... la sociedad necesita, a veces a costa de la propia sociedad, dar los pasos irreversibles con seguridad. Y éste no tiene vuelta atrás, créelo, aunque al principio pueda parecer titubeante. ¡Qué bien que retomes tu blog! Un beso, Ignacio